¿Cuál fue el error publicitario de Pepsi?

¿Cuál fue el error publicitario de Pepsi?

La guerra entre CocaCola y Pepsi siempre es motivo de análisis en las escuelas de negocios. Campañas publicitarias lanzadas por ambos gigantes siempre tienen un impacto en el mercado de las bebidas.

Siendo que al día de hoy se recuerda al menos spot publicitario lanzado por ambas, donde su rivalidad solía ser recurrentemente el centro de la historia. Pese a ser las compañías que lideran el mercado global de bebidas, ambas han sido víctimas de su propio enfoque publicitario en distintas ocasiones. Aunque, debemos considerar que, en el escenario de errores de marketing y publicitario, Pepsi presenta una clara ventaja. Este error de la transnacional tricolor fue el causante de revueltas, e incluso muertes, en todo un país y generó una fuerte hostilidad hacia la marca. A continuación te contamos sobre el 349 de Pepsi en Filipinas

Logo de Pepsi, utilizado comúnmente con fin publicitario

Todo inicio a principios de los 90 en Filipinas, un mercado en el cual el éxito publicitario de CocaCola se reflejaba en sus ventas. Ante este escenario, los directivos de marketing decidieron desarrollar el siguiente gran éxito publicitario de la compañía. Una vez realizada la planificación y gestión del proyecto, se dio inicio a la campaña-concurso «The Number Fever» en el 92. Desde el inicio la campaña tuvo un fuerte impulso mediande afiches, banners y spots que anunciaban a miles de familias el  llamativo eslogan publicitario: «Hoy usted podría ser millonario». La compañía había lanzado distintos códigos en las tapas de las botellas, muchos de ellos con premios de mil pesos filipinos. Sin embargo, lo atractivo resultaba el gran y único premio de un millón de pesos. Tal y como se estimó, la campaña fue un éxito publicitario para Pepsi.

Revuelta en contra del fraude publicitario de Pepsi

La noche del 22 de mayo del 92 empezaba el martirio de Pepsi, el número anunciado realmente se había repetido 800 000 veces en distintas botellas. Siendo que realmente, el número incorrecto se había anunciado. Miles de filipinos si no más reclamaban el premio anunciado.

Sin embargo, Pepsi no pensaba responsabilizarse por el error y se rehusó a pagar la deuda, aduciendo errores en los códigos de seguridad de los empaques. Siendo que Filipinas era un país pobre en el 92, a los habitantes poco o nada les importó que se tratase de un error publicitario de Pepsi. Se empezaron a mostrar revueltas y manifestaciones contra la compañía destrozando fábricas y camiones de Pepsi. Fue durante uno de estos ataques que se registró la muerte de una profesora y una menor de edad. En conjunto con amenazas de muerte a los directivos se presentaron más de 700 demandas contra Pepsi por fraude publicitario. Esto se tradujo en más de 8 millones de dólares de gastos adicionales de la empresa. Finalmente fueron absueltos de la totalidad del pago tras determinar que los responsables del error fueron terceros asociados. Sin embargo el erro se había cometido y hasta el día de hoy se conoce este como el mayor fracaso publicitario de la historia

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *