Marketing Funnel

Marketing Funnel

La comunicación de las marcas con su público objetivo se ha vuelto más importante, en la actualidad, debido al aumento de la competitividad en todos los sectores.

Los consumidores, cada vez más, tienen mayores opciones de productos y servicios a su disposición, por lo que cada marca debe estar en condiciones de poder transmitirles por qué es ella la mejor opción para los usuarios. Sin embargo, elegir el tipo de comunicación apropiada y la forma en la que se distribuirá el presupuesto para su ejecución no es tarea sencilla. Cada empresa tiene distintas necesidades de comunicación, que varían, entre otros factores, de acuerdo al estatus de la marca y los objetivos de la compañía. Es así que, para determinar dónde enfocar los esfuerzos y el presupuesto de comunicación, el Marketing Funnel constituye una herramienta sumamente útil.

Marketing Funnel

La utilidad del funnel

El Marketing Funnel, también conocido como embudo de marketing, representa todo el proceso desde que una marca se da a conocer al consumidor hasta que este último desarrolla un vínculo de lealtad con la primera.

El funnel se divide de la siguiente manera:

El componente de awareness hace referencia a todos los elementos de comunicación necesarias para que una marca se haga conocer. Este componente es ideal para marcas nuevas y requiere que se enfoque la inversión en herramientas, como anuncios publicitarios en medios masivos o actividades de relaciones públicas. 

El segundo componente, llamado considerence, busca que los consumidores, luego de haber oído sobre la marca, consideren probarla o, cuanto menos, se interesen en ella. Este componente requiere de mayor inversión en herramientas, como el marketing directo o anuncios que resalten los beneficios de adquirir una marca en comparación a las marcas competidoras.

El tercer componente, purchase, busca que los clientes prueben el producto, lo adquieran por primera vez o lo vuelvan a adquirir. En este caso, es importante invertir en herramientas, como promociones, ofertas y material visual en el punto de venta.

El cuarto componente, service, hace referencia a todas las herramientas del servicio pos venta para el consumidor, como el canal de soporte telefónico o el chat en línea con los clientes. Este componente, además de mejorar la experiencia de los usuarios con la marca, prepara las bases para fidelizar y generar lealtad en el público objetivo

El quinto y último elemento, loyalty, hace referencia a la meta más grande de una marca, lograr que sus consumidores le sean leales, que la defiendan y la prefieran ante cualquier otra marca. Este componente necesita de integrar diversas herramientas, como la publicidad, el marketing directo y el servicio post venta para transmitir mensajes que creen vínculos emocionales entre el consumidor y la marca. Una forma de lograr este efecto es incluir mensajes profundos y emocionales en la comunicación, que demuestren todo el trabajo que ha hecho siempre la marca en búsqueda del bienestar de sus consumidores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *